Return to site

31.- ¿Qué haces... ...yendo al trabajo?

Cometes un grave error

Como hoy en día leemos tanto, sabemos tanto de todo y además nos han dicho que tenemos que aparentar mucha seguridad en nosotros mismos cuando nos expresamos, es fácil que defendamos lo indefendible, y que mezclemos churras con merinas. Y así, ocurre que, nuevamente, repetimos formas de entender la vida que pertenecen al pasado, amparados por la más firme de nuestras convicciones.

Me estoy refiriendo, sí, a la forma de trabajar, y de entender el trabajo.

Vaya por delante que este artículo hay que contextualizarlo en determinadas profesiones, que hay trabajos que son absolutamente presenciales y que deben ser así (al menos hasta que un robot los despersonalice y ya ni haga falta un humano para desempeñarlo). Este artículo se refiere a los miles de puestos de trabajo que se hacen con un ordenador y un teléfono. No pongo aquí la lista, por no aburrir. Son cada vez más, y los que no lo son al 100%, seguro que tienen un ratio 80% - 20%, esto es, que de 8 horas de jornada laboral, por lo menos 2.5 se podrían hacer sin estar ahí.

Yo me di cuenta de esto hace ya muchos años, y tengo la costumbre de comenzar mi día prontito (venga, va, cuento esta intimidad: de lunes a viernes me suelo levantar a las 06:00 a.m.) y tengo aproximadamente 90 minutos de solitaria paz para preparar mi jornada, incluso enfocar la del día siguiente, y resolver ya algunos temas. Y ME DA TIEMPO. CUNDE. Y MUCHO. En esa hora y media produzco más probablemente que en las 3 horas que estoy ya en el trabajo, con compañeros, clientes, proveedores.... Por favor, si lee esto mi jefe, que tome nota, jajajaja.

Ojo. Soy un ferviente defensor del trabajo en equipo. Lo considero FUNDAMENTAL. Pero también soy un ferviente defensor del trabajo ASÍNCRONO y DESCENTRALIZADO. Hoy en día hay grandes herramientas informáticas para compartir tareas, sincronizarse, comunicarse de uno u otro modo y ser super-productivos. Pienso que bastarían una o como mucho dos reuniones semanales de 60 minutos con el grupo de personas con quien trabajes, y el resto del tiempo... ¡¡a producir!!. Basta con definir QUÉ hay que hacer, CON QUIÉN hay que estar en contacto, para comunicar y colaborar, y CUÁNDO se debe tener finalizada la tarea. Con una buena herramienta que dé trazabilidad, es taaaan fácil..... Y se detecta taaaan fácilmente a los buenos profesionales y a los que no lo son.....

Escribo este artículo porque hoy he leído que la empresa "Wordpress" vende sus oficinas porque ya nadie las usa (¿te suena? el 70% de las páginas web de todo el planeta se hacen con su sistema, vamos que ni son cuatro ni son cuatro monos). Y no se trata de Millenials, o frikis.... la media de edad de sus trabajadores es de 44 años, con relaciones estables y con hijos... Y tirando del hilo, he visto que un montonazo de empresas punteras en todo el mundo promueven que sus trabajadores puedan trabajar desde casa, sin horarios férreos, pocas reuniones presenciales, fechas de entrega concretas.... comunicación fluida....

¿Te imaginas? ¿Te imaginas IR al trabajo sólo un día por semana, y poder sacar todos tus cometidos adelante DESDE DONDE TE DÉ LA GANA? Sólo es cuestión de que tu jefe conciba que el lugar de trabajo ya no tiene por qué ser únicamente físico, puede ser también virtual. Más barato y más rentable. Y por supuesto bastante más productivo.

Echa un vistazo a este vídeo de presentación de una herramienta PERFECTA para dar este paso, por ejemplo. Cuéntaselo a tu jefe. Enséñale este vídeo. Dile que no puede vender en el presente ni en el futuro trabajando como en el pasado. Que no imagina la cantidad de tiempo y dinero que se puede ahorrar DITIGALIZANDO PROCESOS, cosas que hace "así" porque siempre las ha hecho "así" y se hacen "asá" ...¿o acaso sigue bajando la ventanilla de su coche con la manivela?

Es una herramienta de productividad y de comunicación. Da igual cuál sea tu sector (educación, empresa de fabricación, distribución, servicios....) Si tu puesto de trabajo está detrás de un ordenador y junto a un teléfono, necesitas dar este paso. Ojo, no es una herramienta para hacer TELE-TRABAJO. Es una herramienta para trabajar junto a tus compañeros o lejos de ellos y producir bastante más. No quiero circunscribir este artículo únicamente a trabajar en remoto; se trata de que no hace falta ESTAR CON todo el tiempo ni ESTAR A UNA HORA CONCRETA ni ESTAR EN UN SITIO FÍSICO. Se trata de que tu despacho, tu oficina, están en Internet. O deberían estarlo ya.

 

Hay decenas de herramientas similares. Ésta es buena. Se trata de que se amolde a ti, y no al revés.

Trabaja mejor, trabaja bien. Bienvenido a tu propio tiempo.

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly