Return to site

n.- Stand by me

Vamos a dar un respiro de un par de meses a este blog, que el tiempo da para lo que da, y tengo tal cacao en mi mente ahora mismo que necesito un poco de paz interior, y no quiero plasmar aquí lo que no debo. Escrito quede. De mientras, quédate conmigo.

Desde hace tres meses no era yo quien escribía los artículos de este blog. Bueno, sí que era yo, pero dominado por una mezcla de sentimientos entre los que se podía entrever la mezcla de ira, desilusión, rabia, tristeza... y progresivamente alegría, ilusión, desconcierto, cautela...

Vamos, que he cerrado una etapa de mi vida laboral y ahora estoy cerrando otra, todo a la vez que me estoy encontrando conmigo mismo en un nuevo trabajo.

Por eso, porque no era yo realmente, he eliminado los artículos desde que comenzó la tormenta y aunque ahora ya todo va amainando, aún me vendrá algún chaparrón, aunque no me importa, porque tengo un paraguas fantástico: saber que la vida no es como me la estaban pintando, como me estaba ya empezando a creer. Es curioso, hay gente que te puede llegar a anular, y mi naturaleza no se ha resignado. Me decía el otro día una prima mía "ni debajo de las piedras dejaremos que nos humillen".

Así que espérame... espérame un par de meses, que volveré a escribir para ti. Y para mí. Y seré yo. Y espero que tú, seas tú.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly