Return to site

75.- Montescos y Capuletos

A la informática le pasa como a la célebre historia de Romeo y Julieta. Hay familias enfrentadas y como no andes listo te pilla en medio. Lógicamente, nadie en su sano juicio hipoteca sus dispositivos a un único ecosistema (lo de "yo soy de apple" o "yo soy de android" o "yo soy de windows"... es del género tonto.

Si tú no eres tonto (nada que ver con Media Markt) dedica tu tiempo a formarte tú, en lugar de a centrarte en un cacharro u otro.

Uno de los ranciofacts más cutres que todos hemos conocido es el de cuando te preguntan "¿qué quieres ser de mayor?" y respondes "feliz", jajajaja... una bonita forma de decir "me gustaría trabajar alquilando aletas y gafas para hacer snorkeling en una isla del caribe, sin más preocupaciones, pero no me atrevo a decirlo en voz alta" (por ejemplo). También es una bonita forma de decir que nos gustaría vivir en un entorno de armonía, en el que todo fluya y todo encaje a la perfección.

Como usuarios de sistemas informáticos (tienes un ordenador, una televisión, un teléfono móvil, una tablet o un ipad) también tendemos a buscar ese grado de compatibilidad supremo, ese 100% de interconexión entre los sistemas que utilizamos: a todos nos gustaría que, indistintamente de qué cacharro tengamos en la mano, nos sirviese para hacer cualquier cosa.

Dicho de otro modo: no puede ser que para llevar, por ejemplo, la contabilidad doméstica de tu casa, si la empezaste a hacer en una hoja de cálculo de Microsoft (llamémosle Excel, por decir algo) no puedas completar ese archivo abriéndolo en la nube de Google Drive, o en la suite de escritorio de tu Macbook, o incluso en tu smartphone. Evidentemente sí, sabemos todos que hoy por hoy lo podemos hacer, pero también sabemos que no será con plenas garantías de que todo funcione, de que no se descuadre algo, de que si los formatos, las tablas....

Ya nos decía la Biblia que "es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos" y ciertamente, aunque veamos que todas las marcas de hardware y software nos quieren vender que sus sistemas son compatibles con el resto, es incierto, precisamente porque parten de que SUS sistemas están a un lado de esa frase y EL RESTO en el otro. Nunca se conseguirá.

Por eso creo que no hay que buscar el Santo Grial de la compatibilidad 100%, porque no merecerá la pena. Creo que es mejor dar destrezas y conocimientos, tantos como conceptuales como procedimentales AL USUARIO, a la persona, para que esté por encima de esos detalles y sea capaz de enfrentarse a cualquier sistema, cualquier dispositivo y cualquier software, con idéntico propósito todos ellos y que le de igual qué esté usando.

No nos centremos en el hardware o el software. Centrémonos en el usuario. No sólo es mas inteligente, también es más rentable.

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly