Return to site

49.- En tierra peligrosa

El gobierno chino lanzará en tres años un sistema que mide a sus ciudadanos y lo hará sin apenas trasparencia. Utilizará un algoritmo impreciso. Los clasificará según su sometimiento y los discrepantes acabarán en listas negras. Sin derecho al olvido. Sin derecho a pensar libremente. Será en la otra punta del planeta, sí, pero funcionará a partir de un sistema que ya trabaja con nosotros, el rastreo de nuestras vidas en línea y la comercialización de nuestros datos.

¡¡Madre mía!! Mira que intento buscar la parte divertida a mis reflexiones sobre tecnología, informática, innovacion.... aplicada a la educación principalmente y a cualquier otro ámbito profesional o social, pero esta semana me va a resultar imposible. ¡Ay, lo que viene...!! que llegará, llegará....

En este artículo voy a unir varios conceptos: BIG DATA, Gobierno, gamificación y educación. Y el cóctel que me sale no es tan delicioso como un "pisco sour" (por decir algo, uhmmm qué rico) sino más bien una escena del final de una peli de las de Steven Seagal... por lo menos.

Suelo leer (entre otros) un sitio muy curioso, "Yorokobu" que da para pensar muchísimo, y han publicado un artículo que empezaba diciendo "cualquier distopía imaginada en China queda corta cuando se compara con el futuro diseñado por el gobierno de Xi Jinping" (puedes leer el artículo entero aquí). Resumiendo mucho mucho, dice que el gobierno chino ha diseñado una estrategia para el año 2020 que consiste en que el BIG DATA le reporte (al gobierno) información sobre lo que hacen todos los ciudadanos del país, y lo plasme en un sistema de evaluación y puntuación para la construcción de un sistema de crédito social. Se traduce en una forma de control propia de una peli de terror y ciencia ficción.

Esto es: todos dejamos un rastro digital, y si lo que se deduce de ello no es del agrado del gobierno alcanzarás los 900 puntos máximos, será como un juego, y si andas cerca de los mínimos... pues olvidate. Te recomiendo que leas el artículo de Yorokobu, porque es espeluznante.

Pero lo peor de todo es que estamos montando un sistema en los colegios en el que se normaliza la dependencia de la red. Ojo, no digo que se normaliza el uso de los ordenadores e Internet, sino que se normaliza LA DEPENDENCIA, y los niños serán adultos que verán normal que todo pase por la red. Y lo peor de todo, no les importará demasiado. Ya están asumiendo que Google sabe todo de nosotros, de ellos, y lo asumen. Entenderán como un proceso evolutivo natural que algún día Google, Amazon o Facebook vendan esa información al gobierno de turno y que esos gobernantes nos juzguen en base a lo que destile nuestro uso de Internet. Y todo, convertido en un juego. La gamificación contra el usuario.

Ahora voy a copiar un par de párrafos del artículo que cito:

" La obediencia es un juego: si el ciudadano alcanza 600 puntos puede solicitar un préstamo de hasta 5.000 yuanes para comprar en Alibaba. Con 650 puntos puede alquilar un coche sin dejar depósito. Con 666 puede obtener un préstamo en efectivo de Ant Financial –filial de Alibaba– y con 700 solicitar un viaje a Singapur sin documentos justificativos. El sistema premia con monedas (China será una versión inmersiva de Mario Bros) y el buen consumidor siempre gana, lo cual se traduce en un nuevo orden social de esmerados en el entorno digital ocupando la punta de la pirámide.

Usuarios que además se vanaglorian de su recién alcanzado estatus: según Dazed, casi 100.000 personas alardearon de sus puntuaciones en Weibo (el equivalente chino de Twitter) a los pocos meses del lanzamiento de Sesame Credit. Han aceptado las reglas de un juego que les reporta ventajas respecto a sus compatriotas indóciles."

Asusta, eh? ¿Y sabes qué es lo peor? Pues que es lo que viene. Y además, se producirá sin ninguna fractura social, sin ningún ruido, como algo natural. Ahora, a quienes trabajamos en Educación con la tecnología nos toca pensar cómo preparar a los adultos del futuro a tener espíritu crítico y racional con todo esto.

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly