Return to site

18.- Veinte años no es nada

...quién me mandaría a mí...

El martes 1 de abril de 1997 comencé a teclear profesionalmente, es decir, obteniendo dinero por mi trabajo detrás de un ordenador. Concretamente, desde el cero absoluto, siendo aún un inocente universitario, puse en marcha Simm Computers, la primera tienda de informática de Astrabudua, con mi socia Sara Bravo y un excelente equipo humano (Ainara, Alazne, Vero, Roberto, Sergio, Ritxar, Txus, Delia, Esther, etc...) Dimos auditoría, consultoría, servicios y soporte a decenas de empresas de todos los sectores y tamaños. Mi trabajo hoy se fundamenta en gran parte en todo ese conocimiento y esa experiencia adquirida.

Pero este artículo no va de mis 20 años de trabajo. Qué va. 20 años no son nada, aunque dan para mucho, y entre otras cosas, dan (en mi caso) para hablar de un mal endémico que se ha instalado en los últimos años en nuestra sociedad. Me refiero al rollo del "emprendimiento" lo de "ser emprendedor", "el emprendizaje"... intento explicarme, porque me va pudiendo la mala leche y no quiero (no debo).

Resulta que hoy por hoy está así como muy de moda la innovación, ser audaz, ser creativo, haber tenido una idea genial y entonces, sacarla adelante: generalmente esa idea tiene que ver con desarrollar una app y además con montar una empresita... una "start up" hay que decir (próximamente hablaré sobre el abuso de palabras anglosajonas, telita)... ¿Te suena? ¿A que conoces a algún genio de estos de andar por casa?

Yo empecé con mi socia. Y con mucha energía. Y con mucha ilusión. Y sólo con eso, que no hay quien lo pare. Y punto. Y no hay mucho más. Me recuerdo saliendo de la uni con dos carpetas, la de la uni y la del leasing que tuve que afrontar para comprar mis primeros 6 ordenadores... me recuerdo levantándome a las 05:00 de la mañana para preparar el trabajo en aquella pequeña academia para esa misma jornada... me recuerdo dejándome las horas en mi negocio, y al final dio sus frutos. Consejo: si alquien quiere montar su negocio, no hay truco: trabaja duro y con ganas. Y sale. Todo sale.

Unos 7 años después comencé a simultanear mi propia empresa con un trabajo por cuenta ajena, en el colegio donde había estudiado. Otros 7 años más y cambié de colegio, manteniendo mi empresa (siempre la he tenido y aún la tengo, por supuesto) y alguien me propuso crear una empresa (otra) para hacer otro tipo de proyectos... y de su mano, recalé en una de las peores experiencias de mi vida: uno de esos "viveros de emprendizaje"... "laboratorios para emprendedores"... "facilitadores del inicio empresarial"... No sé cómo, me pillaría con la guardia baja, supongo, pero duró un par de años y fue una experiencia horrible. Lo miro ahora y digo ¿qué demonios haría yo allí, si ya sabía lo que era montar una empresa? A veces, de bueno que es uno se convierte en tonto.... yen realidad, estos eran (son) unos cantamañanas que se nutren del talento y del conocimiento de gente con ilusión a los que le sacan hasta la última gota de sangre.

Ví gente cobrando la mitad de lo que deberían, gente currando sin cobrar, gente cogiendo bajas por estrés ¡¡montando su propio negocio!! fagocitados por estos depredadores (en ocasiones incluso se denominaban "bussiness angels", increíble) ví presión, mal rollo... todo enmascarado de palabros, de coaching... ví como esta gentuza, que sobrevive por dar servicio a marcas con label vasco que facturan miles de millones, gente que usurpa estancias públicas del ayuntamiento de Bilbao para poner su sede por ejemplo, prefería que se gastasen dos euros en la India, en lugar de 3 aquí... ví gente asquerosa, trabajadores temerosos de todo... y me dio asco. Y me dio (y me da) mucho asco ver cómo se venden, qué autobombo.... qué asco. 

Y reconozco que me sorprendió de esta gente (de su "líder" en concreto) la escasez de escrúpulos, no ya para conmigo (a fin de cuentas, una víctima más, un desconocido) sino para con gente de su cuadrilla, "auténticos" amigos desde la infancia... de hecho, supe que se la iban a jugar a "su amigo" 6 meses antes de producirse la ruptura, y flipaba cuando les veía relacionarse... no se puede ser más falso (el sheriff de todo aquello) y más incauto otro (el supuesto amigo)... amigo que también tuvo que pagar, lo mismo que yo. Me lo advirtieron dos trabajadores de aquel chiringuito, y tuve la sangre fría de montar ningún escándalo y esperar.... hasta conseguir.

El resultado final es que para zafarme de aquello tuve que pagar, sí... la cifra.... 5.000 cochinos euros. Preferí pagar. Sabiéndome estafado, pagué.

Me di cuenta de que puedes ser un tipo listo, pero siempre hay uno más malo que tú. En 20 años, es la única estafa que he sufrido, y para consolarme, utilizo el recurso "cuenta de la vieja" y me digo a mí mismo que he tirado por el W.C. 250 € cada año, esto es, unos 20 € al mes (y así me parece que es menos). Es como si hubiera hecho un curso para detectar cerdos estafadores. Y como el tiempo pone a cada uno en su sitio... todo llegará. El mercado, al final, te coloca donde te mereces: el que vale vale, y el que no... a seguir "iniciando" a incautos.

Bilbao es una ciudad pequeña y siempre sabes un poco más de lo que quieres de la gente de tu sector. Creo que estos siguen haciendo su agosto con su película del "facilitador de nuevas empresas".... quien quiera, que me pregunte. Creo que contar mi historia con detalle y datos objetivos, daría mucha luz a quien dude. Confío en que les dure poco. Yo empecé a ver lo claro cuando, un fin de semana, en la nieve, alguien me advirtió sutilmente... el verano siguiente, en las fiestas del colegio de mi hijo, otra persona me insinuó también de la calaña que eran... ójala este artículo ayude a alguien a tener la guardia levantada y a zafarse de gente así.

Por suerte, conseguí escapar de aquél entorno, y hoy la realidad de mis 20 años trabajando es otra. Me hizo falta perder la salud un verano, para darme cuenta de que en la informática y en los negocios, la máquina que más importa es UNO MISMO, y que hay que saber decir NO y ponerse SERIO cuando es necesario.

La reflexión de hoy (y termino) es que, aunque la mona se vista de seda.... mona se queda; que aunque hoy en día las empresas son cada vez más tecnológicas, y todo se disfraza de moderneces, sigue habiendo vendedores de pócimas de crecepelo, y también incautos. No confíes en NADIE para sacar adelante tus proyectos, sólo en TI. Y no te dejes pisar por NADIE.

Y por cierto... 20 años... no es nada. O es mucho. O es sólo el primer asalto. Y este combate, es a dos. Así que... comienza el 2º y último asalto.

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

Extra: No todo fue un camino de rosas.

A comienzos de 1997, antes de empezar con mi primera empresa, busqué y rebusqué ayudas y subvenciones en todos lados. Entre otros, contacté con el ayuntamiento de Erandio, para explicarles que era un joven de 21 años, que iba a montar una empresa, que iba a generar dos puestos de trabajo inicialmente, a jóvenes del mismo municipio... que si había alguna ayuda... la respuesta fue alucinante, y cito textualmente: "chaval, te has debido equivocar. Estás hablando con el ayuntamiento. Aquí te vamos a sangrar todo lo que podamos". Repito, textualmente. Impresionante eh?

En 2011 fue cuando esta gentuza que dicen "promover iniciativas empresariales" me comenzaron a engatusar con sus cantos de sirena, pintándome un escenario hipotético maravilloso y existoso, y tardé casi 3 años en librarme de ellos, con los disgustos, horas de trabajo perdidas, decepciones, discusiones... y por supuesto, pagar... a lo que se tiraron cual carroñeros....

¿Quién fue más despreciable, el tipo aquel del ayuntamiento o estos otros "iniciadores"?

Para la reflexión

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly