Return to site

12.- Big data; en Sagrillas, la señora Felisa

Esto no es nuevo, la diferencia es que hoy lo hace un algoritmo de software

...Efectivamente, ella es Felisa. La telefonista de Sagrillas, el pueblo donde veranea la familia Alcántara, ya sabes "Cuéntame"... La persona que mejor representa el BIG DATA, tan recurrente en el ámbito informático hoy en día, y que tanto asusta. En realidad, es muy sencillo de entender.

Para los más jóvenes, empezaremos por aclarar que hace 50 años en las casas de los pueblos no había teléfono, y existía un lugar al que se iba a llamar por teléfono. En ese lugar había una lugareña que, por un módico precio (pay per use, gg) nos cedía un recurso (teléfono) y nos ponía en contacto con quien nosotros quisiéramos.

De este modo, teníamos a una persona, Felisa, que así, para empezar:

.- Sabía quién llamaba por teléfono, qué edad tenía, donde vivía, su sexo, etc....

.- Sabía a quién llamaba por teléfono, a qué zona del planeta, a qué hora, etc...

.- Sabía cuánto duraba la llamada, por ejemplo. Calculaba ya una media de duración y todo.

.- Sabía cada cuanto llamaba esa persona por teléfono. Se hacía su previsión para el verano. Fíjate.

.- Sabía cuántas llamadas hacía esa persona por hora, al día, a la semana, al mes...

.- etc, etc, etc...

Si además, era cotilla (y Felisa lo era)

.- Escuchaba la conversación. Antes no había eso de la L.O.P.D., y ahora, en realidad, como si no la hubiera.

Y si además de cotilla era pro-activa (y Felisa lo era, aunque a nivel "aficionado")

.- Contaba a otros todo lo que sabía, incluido el contenido de la conversación. Felisa lo hacía en petit comité, con las amigas nada más. No lo vendía, por eso era "amateur", no profesionalizaba su conocimiento y sacaba "tajada" por ello. Y por supuesto, como no tenía maldad (era muy maja), no aprovechaba este conocimiento para potenciar conversaciones futuras o situaciones futuras. No condicionaba.

Ahora imagina que en vez de Felisa se llama

.- Movistar o Vodafone (quien te dé Internet en casa o en tu móvil)

.- o que se llama Google Chrome o Mozilla (el navegador que utilices)

.- O que se llama YouTube, Facebook, Gmail... yo que sé

.- o que se llama "la red del trabajo"

.- o que se llama "Televisión".... (ahora ya con el TDT...)

.- Tarjeta de mi banco (crédito o débito...), VISA, Mastercard....

.- si nos vamos más atrás, antes de la informática masiva, imagina que se llama "Tarjeta Travel Club de Eroski" o "Tarjeta del Corte Inglés"... (con esto, me da la risa, la verdad)

Y ahora párate un momento a pensar y date cuenta de toooodo lo que le estás contando a cualquiera de estas "Felisas"... sí sí... asusta ¿eh? y además piensa que estas Felisas SÍ son cotillas y SÍ son profesionales, es decir, que saben lo que buscas, lo que compras, lo que preguntas... y además COMERCIAN con ello. Con tus datos. Con el registro de tu vida. Bienvenido al BIG DATA. Lo de Felisa, en realidad era "small data". Datos. Esto es BIG DATA: datos y metadatos.

¿Acaso eres de lo que que no pones nada en facebook, o cualquier otra red social, porque quieres preservar tu intimidad? Desengáñate, NO TENEMOS YA INTIMIDAD. 

Además, no te equivoques, si tienes una tarjeta de fidelización de cualquier hipermercado o gran almacén o... incluso el carnet de la biblioteca.... todo lo que haces con esas HERRAMIENTAS (que en realidad es lo que son) puede ser (suele ser) interpretado por bonitos algoritmos de software que nos definen como un tipo de ciudadano (concretamente, cliente potencial de...) y a partir de esos datos se venden y después, quien los compra, los utiliza.

¿Cómo explicas si no, la publicidad temática que recibes en tus navegaciones, perfectamente relacionada contigo? ¿Cómo explicas si no, que Amazon tienen en sus almacenes las existencias que va a vender en los próximos 30 días en tu zona, con tan sólo un 15% de margen de incertidumbre?

Ya lo sabes. El big data, es (por decirlo mal y pronto) el arte de recoger datos, interpretarlos y venderlos. Como todo, es bueno o malo para cada uno dependiendo de cómo lo usen quienes lo usan. Y por mucho que te empeñes, cuando pagas con la tarjeta de cŕedito (o débito... esto en sí ya es también un dato) ya estás contando cosas de ti. Eso para empezar. Imagina la cantidad ingente de datos y METADATOS que generamos desde que abrimos los ojos por la mañana. Pues eso, que hay otros ojos que te miran, te analizan y venden la información.

Una cosa más: si eres de los que te jactas de estar "agazapado/a" en los grupos de Whatsapp, o en Internet (en las redes sociales) y casi que sólo lees y sacas tus conclusiones.... tú también estás jugando a hacer Big data.. o Small data, según lo utilices. Todos somos un poco gran hermano, qué leches.

 

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly