Return to site

06.- Políticos que no saben por dónde les da el aire

O tienen intereses diferentes a los de los ciudadanos.

Hay un debate candente estas últimas semanas en el corazón de la Unión Europea. Nuestros políticos, esos que deberían ir un paso por delante en lo que a visión social y económica se refiere, para proteger al ciudadano (o sea a ti y a mí), van varios pasos por detrás de la sociedad por la que deben velar. Es decir, que lo que nosotros vemos y vivimos, ellos lo empiezan a trabajar ahora. Lamentable.

Andan preocupadísimos para buscar una solución a la inminente desaparición de tropecientos mil puestos de trabajo (varios millones) por la sustitución de los humanos por las máquinas en los próximos años. Se han dado cuenta ¡ahora! que un algoritmo de software que ejecute un proceso automatizado (es decir, un robot) puede quitar un puesto de trabajo a una persona. Lo malo de esto es que no se habían dado cuenta (oh sorpresa) de que esto ocurre desde hace muuuuuchos años.

En los 80, cualquier restaurante tenía 3 ó 4 personas fregando platos. Hoy esto lo hace una máquina. En los 80, cualquier hotel tenía varias personas para barrer pasillos. Hoy esto lo hace una aspiradora autónoma (en tu casa, la roomba, seguro). Son ROBOTS, pero no son HUMANOIDES, que es lo que nuestros políticos no acaban de entender.

Imagina que cuando vas a pagar el peaje en la autopista, en lugar de esa máquina rectangular que hay (donde antes había humanos) hubiera un HUMANOIDE rollo "cortocircuito". Pues daría igual. Esto es: YA TENEMOS ROBOTS, desde hace mucho. Y nunca nos ha parecido mal. Ahora, además, tendrán aspecto de humanoide, y parece que ese detalle es lo que les ha hecho reaccionar.

Pero ahora, esto ha cogido velocidad, los robots cada vez hacen más cosas (por ejemplo, conducir un camión que transporte comida, 6 millones de chóferes en USA perderán su empleo en los próximos 15 años) y nuestros políticos andan pensando si pueden hacer que un robot pague a la seguridad social como un trabajador. Que cotice. Para paliar el daño que va a hacer a las arcas públicas. ¿Estamos tontos o qué? ¿Quién evalúa ahora la cantidad de puestos de trabajo que está quitando, por ejemplo, un cajero automático? ¿Y van a asumir las empresas que deben pagar por tener eso, por algo que ya tienen y por lo que no tributan de ese modo?

Me temo que nos esperan muchos debates estúpidos, mucho miedo en los telediarios; lamentablemente, como de costumbre, nuestros políticos viven de espaldas a la realidad, a nuestro futuro a corto y a medio plazo. A largo... quién sabe.... Y mientras, el tiempo no corre...¡vuela!

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly